lunes, 10 de junio de 2013

Lavado cuidadoso


El pelo húmedo es especialmente sensible, ya que el agua ablanda las escamas que forman la cutícula. Por esta razón no se debe frotar el pelo, sino apretarlo suavemente con una toalla. En el caso de un pelo ya dañado, se puede previamente aplicar una pizca de mascarilla para impedir que el agua lo ablande excesivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.