domingo, 19 de diciembre de 2010

Pon fin al cabello seco

Pon fin al cabello seco

El sol, el calor y la sal tienen un efecto desecante que ocasiona la evaporación de parte del agua que compone el cabello y de la película hidrolipídica que lo recubre a modo de protección. Sin ella, las escamas de la cutícula se levantan y debemos decirle adiós a la flexibilidad y hola a la aspereza, la falta de brillo y el encrespamiento. Dado que se trata de una falta de humedad puntual y que se debe a causa ajenas a la propia naturaleza del cabello, más que ante un pelo seco estamos ante un pelo deshidratado.

Exactamente lo mismo que con una planta sedienta: proporcionarle una buena dosis de agua. Desde dentro, recuerda beber entre litro y medio o dos litros de agua diarios (dependiendo de tu peso) e ingerir alimentos ricos en este líquido, como frutas, verduras o sopas. Desde fuera, los productos con ingredientes habituales en los cosméticos como el pantenol (provitamina B5), la glicerina o la alantoína permiten recobrar un grado correcto de humedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.